viernes, diciembre 03, 2004

Musas extrañas

En el paraíso de los sueños,
los muertos están vivos
y los vivos están muertos.
En el paraíso de los sueños,
los sentidos vuelan dulces
haciéndote creer que estás vivo
cuando en realidad estás muerto.
En el paraíso de los sueños,
reímos y lloramos juntos,
nos fundimos en uno porque has vuelto.